28 may. 2017

Tu habitación.



¿Por qué empecé a tener un blog? Será que siempre tuve muchas ganas de contar cosas, será que por alguna razón extraña necesitaba compartir pedazos de mi con extraños, será porque Blogger me parecía un lugar honesto, convengamos que  es una red social que no se concentra taanto en la cultura del packaging.
Blogger me dió la posibilidad de conocer algunas personas, al punto tal que siento que son conocidos reales a pesar de su virtualidad, y si bien, aunque a algunos los conocí en su versión humana, siento que los conozco aún más porque pude espiarlos en este lugar que compartimos.
No soy introvertida, pero tampoco expongo mucho mis pensamientos en crudo, al menos no ahora, me gusta un poco marinarlos, rehogarlos y cocinarlos aunque a veces no estén al punto apreciable por el/los consumidores.
Por algún motivo este blog, que me acompaña desde hace muchos años, como un diario intimo, volvió a ser necesario en mis días. Me gusta leer sus opiniones, entrar a sus habitaciones, como arquitecta siempre tengo  que territorializar lo virtual je, entrar a sus habitaciones y sentir, sentir que pertenezco a una logia secreta, con códigos que nosotros solos entendemos ¿Seremos los magios del ciberespacio?
Quiero que sepan que sus habitaciones tienen su perfume, sus colores y su musica, que se pueden leer sus palabras con su voz y que cuentan con un espacio especial, tanto para ustedes, como para sus lectores.
En fin... si bien no estoy en contra de la cultura del packaging, no quiero que el arbol nos tape el bosque, lo urgente lo importante, menos aún que sea lo inmediato lo único que nos expone.
Aquí estamos, otra noche más, en casi Junio de 2017, leyéndonos tapados desde la cama, mientras viajamos en colectivo o nos tomamos un café en un bar perdido.
¡Nos estamos leyendo en 2017 y eso es genial!
Hablando de 2017 y para cerrar... ¿Tienen blogger en sus smartphones? Cuando empecé ni existían estos bichos, ahora que tenemos la tecnología en post de nuestras comodidades me gustaría aprovecharla con alguna aplicación para estar más conectada con este espacio. ¿Me recomiendan alguna?
En fin,  ya que estamos pidiendo, ¿Me cuentan un poco de como se sienten en su habitación virtual y que los trajo a esta logia que tanto nos gusta? ¿Tendrán ganas en 2017 de hacerlo?

De ser así, háganlo musicalizados:


Hasta la próxima humanoides.

*Inserte aquí su saludo de logia favorito*

22 may. 2017

Ella y sus yos.




- Permiso, correte un poquito que quiero pasar... Dale, no estorbes, no seas molesta... Necesito pasar. No te pongas tiesa, dale che... ¡Ay! Dale, no es gracioso... ¡Dejame pasar!

( su yo del presente se tiene que poner insistente cuando su yo del pasado no quiere dejar pasar a su yo del futuro)

6 ene. 2017

Lienzo blanco.



Hace dos años que no escribo en este blog. Inentendible.

Como pude perder la fortuna de escribir en este lugar, con el privilegio de lectores atentos, con vidas profundas, personas de palabras justas y silencios correctos. Personas que sin duda son reales pero que convivieron conmigo durante años como seres imaginarios.

Siento que las personas somos una especie de frasco, un recipiente, mas o menos cristalino, pero recipiente al fin... Todos los días cubrimos nuestra capacidad con gotas de diversas sustancias... Sin importar el sentido, como un hecho rutinario, todo los días presionamos el gotero y dejamos caer otra gota más. Las sustancias son diversas, muchas veces poco compatibles, espesas, acuosas, pesadas.. y a veces rosando el estado gaseoso.

Este recipiente se encuentra apoyado sobre un lienzo blanco... Un lienzo blanco que ante cualquier movimiento se ve salpicado con el contenido del mismo. El lienzo resulta ser más o menos absorbente, pero sin dudas es el que no permite que dicha sustancia invada el espacio donde está situado nuestro frasco,

Es importante el lienzo blanco. Re importante. Necesario. Inevitable.

Por eso se vuelve inentendible que haga dos años que no escribo en este blog.

25 may. 2015

Química



Lo que empieza sin motivo aparente suele terminar de la misma manera, como sea y antes de cerrar la puerta y caminar rápido sin mirar atrás, hay que agarrar fuerte todo aquello vivido y transformarlo en un nuevo pasaje dentro de nuestro espacio.
Con ritmos alegres, percusiones y palmas deberíamos celebrar todas aquellas cosas que alguna vez fueron y hoy se transformaron en parte de nuestro ser desde el recuerdo, la imaginación, la añoranza o la experiencia.
No hay peor arrepentimiento que aquello que no nos atrevemos a hacer. Dicen, dicen por ahí...
Al fin de cuentas somos, hacemos y vivimos dentro de procesos químicos... Nada se pierde, todo se transforma. Y a la química, con pasión diría Walter White (?).
No? NO? NOO?!
Bueno, entonces me retiro...

Y si, vuelvo así: científica, enigmática y reflexiva. 

18 abr. 2015

Me deseo

                                         


"Te deseo la fortuna de los amores y el delirio de la soledad. Te deseo el gusto por los cometas, por el agua y los hombres. Te deseo la inteligencia y el ingenio. Te deseo una mirada curiosa, una nariz con memoria, una boca que sonría y maldiga con precisión divina, unas piernas que no envejezcan, un llanto que te devuelva la entereza. Te deseo el sentido del tiempo que tienen las estrellas, el temple de las hormigas, y la duda de los templos. Te deseo la fe en los augurios, en la voz de los muertos, en la boca de los aventureros, en la paz de los hombres que olvidan su destino, en la fuerza de tus recuerdos y el futuro como la promesa donde cabe todo lo que aún no te sucede. Amen.”

Angeles Mastretta

18 ago. 2014

Escalera



Mi espacio favorito dentro de cualquier obra de arquitectura.
Le asigno formas raras, ubico en el medio, pinto de rojo o lleno de agua...
Será que me gusta su función de conector.
Su condición distinta al resto.
No es pared, no es piso.
No es arriba, no es abajo.
Es un puente en el espacio...
Que invita al movimiento.
Que exige una elección.
Limbo entre dimensiones.
Rechazo los espacios intermedios, despotrico contra los grises, no puedo evitar asociarlo con la tibieza. Y la tibieza me exaspera.
Pero ella no, ella logra ser intermedia sin ser gris, sin ser tibia.
Es transición. Es seductora.
Una seductora transición que no se queda quieta o un simple espacio mas como cualquier otro.
Quien sabe..

13 ago. 2014

Volar


No hace mucho me dijeron "Sos re conurbana" y creo que difícilmente alguien vuelva a encontrar un adjetivo que cuadre tanto como desenlace de lo que soy. Y claro, digo desenlace, porque no me gustan los estigmas ni los prejuicios. Es consecuencia, no es causa.
Me gusta la cerveza, los beatles, el mate con café y el cine. Este ultimo proviene quizás de mi enorme condición conurbana. En un barrio que duerme la siesta y en plena crisis del 2001, recuerdo que no quedaba mucho por hacer mas que aferrarse a los libros, la radio (no eran tiempos de comprarse cd's) y el canal 365, al cual le debo gran parte de mi amor al arte.
Ya que en esos tiempos, teníamos un solo televisor en la casa y ese mismo se dispuso un día sintonizar un solo canal de cable, cosa extraña, porque ni siquiera contábamos con ese servicio.
El Canal 365 pasaba las 24 hs todo tipo de clásicos, cine europeo e interminables horas de propagandas de Sprayette.
Crecer en esas épocas y que en la adolescencia llegue internet a tus manos es una gran ventaja, ya que se convierte en una enorme herramienta.
Me declaro una investigadora obsesiva, quizás por las incansables repeticiones del Canal 365 o porque sin hacerlo vuelvo a sentir el aburrimiento de aquellas épocas.
Pero cada vez que encuentro algo que me gusta, lo exprimo al máximo hasta dejarlo seco y encontrar un nuevo destino para mi mente.
Es así como entro a mi vida Eliseo Subiela, su sutil crudeza y esta hermosa demostración inception de arte, dentro de arte, haciendo arte que hoy les comparto.
Nada tiene que ver con nada o todo tiene que ver con todo. Pero ya los tengo acostumbrados.