25 may. 2015

Química



Lo que empieza sin motivo aparente suele terminar de la misma manera, como sea y antes de cerrar la puerta y caminar rápido sin mirar atrás, hay que agarrar fuerte todo aquello vivido y transformarlo en un nuevo pasaje dentro de nuestro espacio.
Con ritmos alegres, percusiones y palmas deberíamos celebrar todas aquellas cosas que alguna vez fueron y hoy se transformaron en parte de nuestro ser desde el recuerdo, la imaginación, la añoranza o la experiencia.
No hay peor arrepentimiento que aquello que no nos atrevemos a hacer. Dicen, dicen por ahí...
Al fin de cuentas somos, hacemos y vivimos dentro de procesos químicos... Nada se pierde, todo se transforma. Y a la química, con pasión diría Walter White (?).
No? NO? NOO?!
Bueno, entonces me retiro...

Y si, vuelvo así: científica, enigmática y reflexiva.