25 may. 2015

Química



Lo que empieza sin motivo aparente suele terminar de la misma manera, como sea y antes de cerrar la puerta y caminar rápido sin mirar atrás, hay que agarrar fuerte todo aquello vivido y transformarlo en un nuevo pasaje dentro de nuestro espacio.
Con ritmos alegres, percusiones y palmas deberíamos celebrar todas aquellas cosas que alguna vez fueron y hoy se transformaron en parte de nuestro ser desde el recuerdo, la imaginación, la añoranza o la experiencia.
No hay peor arrepentimiento que aquello que no nos atrevemos a hacer. Dicen, dicen por ahí...
Al fin de cuentas somos, hacemos y vivimos dentro de procesos químicos... Nada se pierde, todo se transforma. Y a la química, con pasión diría Walter White (?).
No? NO? NOO?!
Bueno, entonces me retiro...

Y si, vuelvo así: científica, enigmática y reflexiva. 

18 abr. 2015

Me deseo

                                         


"Te deseo la fortuna de los amores y el delirio de la soledad. Te deseo el gusto por los cometas, por el agua y los hombres. Te deseo la inteligencia y el ingenio. Te deseo una mirada curiosa, una nariz con memoria, una boca que sonría y maldiga con precisión divina, unas piernas que no envejezcan, un llanto que te devuelva la entereza. Te deseo el sentido del tiempo que tienen las estrellas, el temple de las hormigas, y la duda de los templos. Te deseo la fe en los augurios, en la voz de los muertos, en la boca de los aventureros, en la paz de los hombres que olvidan su destino, en la fuerza de tus recuerdos y el futuro como la promesa donde cabe todo lo que aún no te sucede. Amen.”

Angeles Mastretta