14 ene. 2013

Viceversa



Así es como un día aparecí.
Resulta que me encantaría escribir que en este tiempo de ausencia estuve haciendo cosas productivas por el mundo, pero les juro que me cuesta horrores mentir.
Este tiempo que pasó se puede dividir en 2 etapas con un exacto medio el ultimo mes del finalizado -y al final no apocalípitico- año.
Por qué esa división arbitraria? Porque justamente en ese momento empecé a tomar conciencia de que había terminado la etapa nº1 y estaba por adentrarme de lleno a la etapa 2.
Ustedes me conocen, asi que no se imaginen que las etapas tienen que ver con algún tipo de transformación mundial y mucho menos con una reconstrucción....mejor dicho, con una construcción espiritual de lo que ya venían leyendo.
Vamos a titular a la Etapa Nº 1 como "Productividad"
Cual caballo de cartonero, con anteojeras puestas... teniendo como objetivo, la aprobación de las 6 anuales de 3er año de arquitectura, superar la temida crisis de mitad de carrera, preocupada por mi crecimiento como profesional (?) independiente(???). Sin sentimientos, sin sentimentalismo. Frizando la comunicación con el mundo. A costa de reclamos de amigos, a costa de reclamos de todo el mundo básicamente  me enfoque en esa "yo profesional" que de alguna manera por momentos parece comerse a la "yo personal"(?).
Hay que reconocer, que a veces me pongo un poco exigente y obsesiva, cosa que me encanta enmascarar con un "apasionada".
Etapa numero uno, dejo 2 puntos por debajo de conforme a la "yo profesional" y en una crisis de identidad a la "yo personal", pero ya lo dijo la Presidenta, cuando uno gobierna no se puede dejar conforme a todos.
Y claro, por momentos se pone dificil gobernarse a uno mismo. Mas cuando muchas veces en lugar de ser oficialista uno pasa a ser un férreo opositor.
Dicha etapa terminó con el redundante final de "los finales" que coordinó perfectamente con la llegada de las fiestas en diciembre.
Entonces adentremonos en Etapa Nº 2, la cual titularemos "Improductividad"
Claramente, "improductividad", como la carente creatividad a la hora de titularla, su nombre lo indica, se caracterizó por convertir esa exigente y obsesiva  apasionada muchacha, en una larva humana, mentirosa, perezosa, golosa(?) que le inventaba intoxicaciones a sus ingenuos clientes con tal de no viajar a cumplir la labor y quedarse a emboludizar aun mas su cerebro.
Pero claro estoy en mi total derecho de abusar de la confianza que yo misma he ganado ¿NO?
Dicha etapa, consta de mucho boludeo en twitter, pintura, reuniones con amigos, series, peliculas y paseos por doquier (?).
Noqueando esta vez "yo personal" a "yo profesional"
Podemos afirmar entonces la obviedad de que "Improductividad" fue y es el antonimo de productividad.
Se que todo esto a ustedes les importa menos que nada, pero sobre el final y como siempre quiero soltar la reflexión.
Muchas veces, solemos dejar que lo que debemos ser absorba por completo lo que realmente somos.
Nos preocupamos por el tiempo que falta para hacer lo que debemos y no por el que nunca utilizamos en hacer lo que queremos.
No da...
Igual, puede que este generalizando, puede que esta sea la entrada mas personal que haya escrito y por eso la encabece con mi foto. Puede que parezca que desayune con Bucay, cosa que es improbable porque aun corre por las praderas vivito y coleando. Pero no.
Sin siquiera pensarlo esta fue la manera en la que este blog incursiona en este -ya no tan apocaliptico- 2013.
Y si, me retiro mencionando a Francisco del Real, porque aparentemente a la gente le pegan mas las cosas cuando las dice gente grossa, ya hablamos de esto en la entrada anterior, pero nos viene como anillo al dedo. En fin, nunca olviden:

"...Que esta vida es la única oportunidad que tenemos de ser nosotros mismos"

Chupate esa mandarina!



8 Opiniones al respecto:

Victoria Audisio dijo... Responder

El iPad forro no me deja firmar, lo voy a intentar de nuevo. Decía que tu "yo profesional" va a tener toda una vida para ser ELLA, ahor es momento de tu "yo personal" y gracias por ser mi Freud personal siempre <3 te adoro nita linda

Mr. Popo dijo... Responder

Como todo, es una cuestión de equilibrio. Los extremos mas tarde o mas temprano te agotan.

yaz! dijo... Responder

los periodos de inproductividad suelen ser muy productivos.
gran ironia.
yo digo no seria mnas facil que en vez de subordinarse se complementaran sus dos yo?

beshote

JOAN dijo... Responder

Me gustó este post, saber de ti y sobretodo la reflexión final!! Estoy muy de acuerdo contigo :)

Te dejo un abrazo fuerte y el link de la página de facebook de mi blog por si te apetece seguirme también por ahí!! Un besote!!
https://www.facebook.com/joancampstallerdesomnisblog

JLO dijo... Responder

mucha excusa, mucha excusa pero preferís escribir unos míseros (muchos) rengloncitos en twitter, en ese engendro impersonal que un señor post acá en blogger...

seguro que esa foto "primicia" ya la colgaste ahí antes jaja...

y bue, así es la vida...

salu2

gastmun dijo... Responder

Como dijeron arriba deberíamos chequear que es lo realmente productivo y dejar de encerrar esa palabra dentro de un segmento económico-laboral. A riesgo de sonar infantil creo que nos equivocamos al entender la productividad como un hacer físico cuando la real evolución no debería tener dirección y simplemente ser. Listo, ahora dejo toda esta perorata, disfrute del ocio que es eso que nos gusta pero que nos da culpa (mentira, no nos da nada). Besoooos

Dany dijo... Responder

La verdad, después de los 50 se aprende que la productividad nos tiene que "chupar un huevo".

Se hace lo que se puede. Y si no imagine ud. a mi edad con un bebe a cuestas....que no se si ya lo vió en su propio blog.

Gracias por aparecer de vez en cuando con los dinosaurios de blogger. Muera Twitter.

Beso.

JLO dijo... Responder

Twitter 5 Blogger 0

y quedan 5 minutos de partido...


algo así bah....
abucheo general...

Publicar un comentario